sábado, 7 de noviembre de 2009

Y llego Riverito ( Relato de G )


Pero en realidad, fue un par de semanas después, en la cuarta o quinta vez que nos acostábamos que pasó algo realmente significativo. Fue un Sábado, jamás lo olvidaré, fuimos a ver un recital del Fats Fernández en Notorious, y recuerdo que hizo una versión de "Georgia on my Mind" de Hoagy Carmichael con su trompeta que nos dejó mudos. Cenamos y fuimos a casa tipo 1.15. Yo estaba muy caliente, cosa que como ya expliqué, me sucedía habitualmente con Carla, ni bien entramos, empezamos a besarnos y tocarnos en el living, nos fuimos sacando algo de ropa, pero ni bien me bajé los pantalones ella me agarró la verga, corrió levemente su bombacha y la puso en su vagina; fue uno de los polvos más cortos de mi vida, parados, a medio desvestir, acabamos brutalmente en menos de dos minutos, y así, sin sacarla, con esa inercia que resulta a veces, cuando no se muere totalmente la erección, la alcé y la llevé a la cama.
Esa noche las hicimos todas. Bah, hicimos unas cuantas. No tuve que esperar demasiado, solo el tiempo que nos llevó lavarnos un poco, y comencé a hacerle sexo oral; besarle el clitoris y meterle un dedito en la vagina la extasió de forma increible, yo le pedí que lo disfrutara y ella me hacía saber que debía detenerme porque iba a acabar. Volví a decirle que se quedara tranquila y gozara y eso hizo, me tomó de la cabeza, de los pelos, más fuerte y de pronto comenzó a acabar. Fue maravilloso, yo ya la tenía dura nuevamente como se imaginarán, y escucharla acabar me enloqueció definitivamente. Se la puse de inmediato y volvimos a hacerlo; este duró un poco más aunque acabe yo solo.
Juro que no miraba el reloj, pero no creo que haya pasado más de media hora cuando se me paró de nuevo, aunque ya llevaba ella unos minutos jugando con mi verga. Al darse cuenta que se me había puesto dura como la primera vez comenzó a chuparmela hasta que le llené la boca. Ella no lo tragó, pidió disculpas y fue al baño. A mi no me molestó para nada.
Durante toda la noche jugamos y cogimos ... me eché ocho, sí, mi record absoluto y jamás repetido, fue una noche perfecta. Ella acabó 5 o 6 veces y también admitió que era su mejor marca. Si tenía alguna duda, esa noche me quedó totalmente claro que no iba a encontrar ninguna mujer como Carla ... y no la encontré.

3 comentarios:

ivan dijo...

Interesante, moroboso aunque para mi gusto poco real.

Es el realismo lo que da el punto erótico, si no torna en pornografia.

No crees?

la señorita misteriosa dijo...

holita me gustaria t pases x mi pagina d relatos eroticos ahora en su nueva direccion www.porneias.com.ar y si es posible q nos mandes alguno d tus relatos bcitos si queres q yo suba alguno y t cree un usuario t dejo mi mail senoritamisteriosa@hotmail.com bcitos y los espero a todos .

jordim dijo...

todos buscamos a una Carla...

Blog Widget by LinkWithin